El oso panda Pan Pan, del que descienden 140 animales de esta especie (la cuarta parte de los que viven en cautividad en todo el mundo), falleció en el "asilo" que existe para estos animales  en la ciudad china de Dujiangyan (centro), informaron medios oficiales.

 

El panda tenía 31 años, el equivalente a 93 en un ser humano, y era el más viejo del mundo desde que el pasado mes de octubre falleciera en Hong Kong la osa Jia Jia a los 38 años.

 

Pan Pan se encontraba en un delicado estado de salud debido a su avanzada edad, ya que estaba aquejado de cataratas, alta presión arterial, sufría problemas para alimentarse al tener la dentadura en muy malas condiciones y el pasado mes de junio se le diagnosticó un cáncer.

 

El animal vivía en el centro de atención de pandas mayores y enfermos de Dujiangyan, donde se atiende a una treintena de animales de la especie, la mayoría con edades superiores a los 20 años, que es la esperanza de vida media de estos plantígrados.

 

Actualmente viven unos mil 800 pandas en estado salvaje, a los que hay que añadir otros 400 en cautividad, algunos de ellos en zoológicos de todo el mundo como el Zoo Aquarium de Madrid o el Zoo Chapultepec de Ciudad de México.