Los abogados de oficio de Joaquín “El Chapo” Guzmán aseguraron que sufre alucinaciones auditivas y que su salud empeora.

Los litigantes reclamaron poner fin al aislamiento del narcotraficante y exigieron en una moción enviada al juez Brian Cogan que su esposa pueda visitarlo o hablar con él por teléfono para “determinar la disponibilidad de fondos necesarios” para poder contratar abogados privados.

Guzmán Loera, extraditado el 19 de enero a Estados Unidos, se encuentra casi totalmente aislado, no tiene luz natural y pasa frío, denunciaron los abogados. La defensa pidió al juez Brian Cogan que el excapo del cártel de Sinaloa sea transferido a otra cárcel. Actualmente se encuentra en el Centro Correccional de Manhattan (MCC).

“Mucho más extremo que en México (…) la salud física y mental del señor Guzmán se ha deteriorado más desde su llegada a Estados Unidos”, escribieron los abogados Michelle Gelernt y Michael Schneider en la moción de 24 páginas.

“Tiene dificultad para respirar y sufre dolor de garganta y de cabeza. Ha experimentado recientemente alucinaciones auditivas, se queja de que escucha música en su celda incluso cuando su radio está apagada”, escribieron.

El Chapo, de 59 años de edad, es acusado por haber dirigido una de las organizaciones de crimen organizado más poderosas del continente americano. Guzmán Loera se ha declarado no culpable de los 17 cargos de los cuales le acusa la justicia estadounidense. El hecho de dirigir el cártel de Sinaloa, el primero de los 17 cargos, podría implicar la cadena perpetua.

Un gran jurado deberá decidir si Guzmán Loera es culpable o inocente en un largo juicio que todavía no tiene fecha de comienzo. En el juicio comparecerán al menos 40 testigos.

El narcotraficante está por decidir qué abogado lo representaría, “pero no tiene la habilidad de acceder a fondos por su cuenta”, destacó la defensa