Miguel Ángel Yunes Márquez, presidente municipal de Boca del Río, denunció que la directiva de los Tiburones Rojos no ha realizado el pago de los impuestos correspondientes por partido, por lo que, en caso de tener respuesta, clausurará las taquillas para el próximo encuentro.

El alcalde indicó que Fidel Kuri, dueño del club, desestimó las peticiones del municipio para revisar las cuentas de cada partido y agregó que podrían prohibir la venta de boletos para el encuentro de la Jornada 7, el viernes 17 de febrero, cuando se enfrenten a Tigres.

“Este señor no quiere pagar, el señor quiere utilizar el estadio gratis, quiere utilizar el nombre de los Tiburones gratis y no quiere pagar absolutamente nada. El señor quiere pagar 60 mil pesos por partido cuando la realidad es que el código hacendario municipal marca que tendría que pagar por persona, por boleto vendido”, señaló Yunez Márquez.

Detalló que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ya fue notificada, por lo que puede “clausurar la taquilla, eso sí lo puedo hacer, ya se le dio una semana y si el señor no responde se lo voy a hacer y no me va a importar porque no vamos a permitir ningún chantaje de este tipo”.

Explicó que el club tiene como plazo hasta 17 de febrero para poner en regla sus pagos, pues si “no se pone a mano con sus impuestos se le clausurará la taquilla y a ver qué hace”.