En los últimos días, Samsung ha tenido problemas con su nuevo dispositivo Note 7 debido a que presentó explosiones en las pilas, lo que ocasionó que la empresa coreana suspendiera la distribución de su smartphone insignia en el mundo entero.

Pero esta falla podría ser más común de lo que pareciera.

Las pilas de litio con una de las partes más sensibles de cualquier dispositivo móvil. Estos componentes hicieron su aparición en 1990 como la mejor forma de tener energía en las primeras cámaras de video portátiles que existieron. Desde entonces se convirtieron en una parte muy importante de algunos otros objetos electrónicos o incluso de aviones.

Con el paso del tiempo, la aparición de las pilas de litio en la mayoría de los dispositivos móviles fue aumentando y la necesidad de contar con una mayor capacidad de energía se convirtió en algo indispensable. Gracias a su tamaño compacto, la pila de litio se convirtió en una fuente de alimentación muy atractiva para electrónicos.

Las baterías de litio no son muy diferentes a las baterías normales, sino que concentran una mayor cantidad de energía en un pequeño tamaño y de allí sus ventajas y desventajas.

Siendo justos, sin las pilas de litio no habría sido posible la mayor parte de la creación de dispositivos digitales en el mundo entero.

No es que las pilas de litio sean peligrosas por sí solas, sino que están diseñadas con componentes que permiten una mayor cantidad de energía, es por ello que, cuando fallan, producen más daños.

¿Cómo funcionan las pilas de litio?

Las baterías de litio tienen un funcionamiento sencillo pero que implica una complejidad de componentes especial. Para proveer energía se valen de un sistema de movimiento que impulsa pequeñas partículas de litio de un electrodo negativo a un positivo. Para que el movimiento se realice de manera correcta, se les impulsa por presión a través de productos químicos, volátiles e inflamables que se encuentran mezclados en el interior de la pila. Este movimiento, genera calor, así que cuando se sellan de manera incorrecta o están mal elaboradas pueden crear un corto circuito o un incendio que es proporcional al tamaño de la batería en cuestión.

Así que cuando se suscitan problemas con algún dispositivo respecto a la pila, la mayor parte de las veces, se trata de un problema con los componentes de la misma.