El ganado bovino está resintiendo las altas temperaturas por la ola de calor que se presentan en varios estados de la república.

Por el clima tropical que se registra en el estado los productores han optados por razas que se adapten mejor a estas temperaturas.

 

Gracias a la cultura de la prevención los ganaderos ya no tienen tantas perdidas por la sequía.