Luego de 58 años, México estrenará este lunes un nuevo modelo educativo que comprende desde nivel preescolar hasta bachillerato.

Este nuevo modelo reduce contenidos y privilegia la comprensión del lenguaje y matemáticas, así como la inclusión de clases de inglés y de habilidades socioemocionales.

El esquema renueva al modelo instaurado en 1959 por Jaime Torres Bodet, extitular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), durante el sexenio de Adolfo López Mateos. Las bases de ese modelo se mantienen hasta ahora, pues hubo modificaciones posteriores, pero no de fondo.

Asimismo, se revive la obligatoriedad del idioma inglés en las escuelas públicas, ya que desde la década de 1920 era una asignatura forzosa, pero nunca se cumplió regularmente.

Javier Treviño, subsecretario de Educación Básica de la SEP, indicó que el método se implementará durante el ciclo escolar que inicia en agosto de 2018 e incluye nuevos libros de texto, los cuales serán elaborados a partir de abril de este año por diferentes grupos de expertos.

Agregó que los primeros resultados de este modelo se verán reflejados hasta dentro de 10 años, pues dijo que se trata de una política a largo plazo.

Treviño explicó se otorgará autonomía de gestión y curricular a las escuelas públicas, además de que fomentará la participación de los padres en la decisión de algunas asignaturas que impartirán a sus hijos.

Este lunes, el nuevo modelo educativo, así como la ruta de implementación serán presentados por Aurelio Nuño y por el presidente Enrique Peña Nieto